jueves, 30 de septiembre de 2010

Nuestra señora de la paz.



En la última clase de fotografía nos trasladamos a la iglesia de nuestra señora de la paz en antiguo Cuscatlán, a quien quiero agradecer públicamente por permitirnos tomar fotografías del lugar, además incluyo una historia sobre la virgen de la paz en la ciudad de san miguel que me pareció muy interesante; espero en algún momento poder conocer esa iglesia también para traerles fotos del lugar.

Según cuenta la tradición, corría el año de 1682 cuando unos mercaderes encontraron en la villa del Mar del Sur salvadoreño una caja abandonada; tan bien sellada que no pudieron abrirla con sus herramientas. Seguros de que contenía algún objeto valioso, se trasladaron a la ciudad de San Miguel, donde había más posibilidades de abrirla. Ataron la caja a lomo de burra y emprendieron el largo y peligroso camino hasta llegar a la ciudad el 21 de noviembre. Con la intención de asegurar la propiedad del posible tesoro, se dirigieron primero a las autoridades del lugar para dar cuenta del hallazgo; cuando al pasar por delante de la iglesia parroquial, hoy Catedral, la burra se echó en tierra decidida a no moverse de ahí. Sin esfuerzo alguno lograron abrir la caja que contenía una hermosa imagen de Nuestra Señora con el Niño en los brazos.

El origen de la imagen permanece en el misterio y la leyenda, pues nunca se pudo conocer qué destino tenía aquella caja, ni cómo llegó a las playas de El Salvador.

Se cuenta que al arribar la imagen había una cruenta lucha entre los habitantes de la región y al correr la voz del maravilloso hallazgo, todos depusieron las armas e inmediatamente cesaron las hostilidades; también se refiere que la intercesión de la Virgen fue determinante para la pacificación del país, agitado por las luchas entre nonualcos y migueleños.
Espero que les gusten las fotos y la historia.
 1833. Fuente: clerus.org  fotos: gasvag

1 comentario:

  1. No sabía eso de la vírgen de la paz, que interesante =)

    ResponderEliminar