sábado, 31 de diciembre de 2011

destruyeron "la armonia de mi pueblo"




Inconscientes… es lo más fuerte que les diré debido al respeto que les debo por ser seres humanos,  pero créanme que me gustaría decirle muchas cosas más a los responsables de la atrocidad o de la grandiosa idea de remodelar la fachada de la catedral metropolitana de El Salvador, un mural creado por el famoso artista Fernando Llort

 En la pagina www.contrapunto.com.sv se comenta el hecho de esta forma:
A punto de finalizar el 2011, no sólo se comprueba la violencia criminal y la impunidad que prevalece en El Salvador, sino también el inmenso daño que la incultura y la ignorancia hace en contra del patrimonio cultural nacional”




Parece que les quedo espacio para cometer la última barrabasada del año…

Pero todo se lo tenían muy bien escondido, ya que en lo personal me di cuenta del hecho hasta el viernes 30 de diciembre y por twitter en  los comentarios de los salvadoreños a los cuales sigo, ya que no se le dio una cobertura seria por los medios de comunicación, las declaraciones indican que esto comenzó desde el día 26 pero la iglesia católica de una forma autoritaria y despótica  no informo a nadie ni solicito ningún permiso para poder hacer esta atrocidad
Contrapunto lo describe de esta forma: Este viernes en la redes locales y en los medios electrónicos salvadoreños se denunció que la Iglesia Católica local destruyó el mural hecho de azulejos fundidos como piezas únicas y que adornaba la fachada de la Catedral Metropolitana.


¿Porque es tan importante esto?



Podrán decir que con la ola de delincuencia que sufre el país y con 12 asesinatos diarios el arte es un tema secundario, pero,  si no podemos hacer que se respeten las leyes de las obras artísticas, de una escultura o de una pintura, como esperamos que se respete la vida o la integridad de un ser humano.

Es preocupante que este gran icono de la historia de El salvador sea destruido de una forma tan salvaje, es por estas razones que cuesta tanto crear una identidad salvadoreña y muchos jóvenes desconocen o ignoran la historia nacional, si destruyen lo que es parte del patrimonio nacional sin ningún cuidado y sin ningún  respeto,  como esperamos tener un marco de referencia para saber qué es ser salvadoreño.

No se puede remodelar la historia destruyéndola, no podemos borrar nuestro pasado conflictivo, es más, el arte ayuda a conocerlo y recordarlo para que no cometamos nuevamente los errores del pasado y caminemos juntos en el presente.

La "La Armonía de mi Pueblo", se llamaba la obra de cerámica creada por el artista, catalogada como su obra maestra, la más importante de su vida  
El mosaico, que adornó el frontispicio del templo desde 1997, estaba compuesto por 2,700 azulejos y medía 22.25 metros de alto y 16 metros de ancho. Ahora está completamente destruido. Cada azulejo tuvo un costo de 2,500 colones (286 dólares) en 1997.

La obra tiene una mezcla entre la producción, donde se “combina lo ancestral con lo precolombino, con la iconografía cristiana, tal como se refleja en el mural en el frentis de Catedral”, la cual hace referencia a la historia cultural” salvadoreña, añadió el informe oficial.

El salvador. Com dice:
"Sí hubiesen notificado a la Fundación Fernando Llort lo podríamos haber removido", indica la hija del artista.
Agregó que ya solicitaron a la Secretaría de la Cultura se respete el trabajo del artista nacional, y que es necesario establecer precedente.

Este mediodía, Juan Pablo Llort, hijo del artista, llegó al templo católico para constatar el daño a los mosaicos elaborados por su padre. Lamentó, de nuevo, la decisión tomada.
“La hija de Llort, María José Llort, conversó vía Facebook con Periódico De Primera y dejó claro su pesar ante la destrucción de la obra.
Me siento triste, con una gran pérdida, una obra de arte que es única y que fue hecha con dedicación y amor.
Ahora han quitado el mural de la Catedral de San Salvador, la obra que mi padre Fernando Llort hizo con tanta dedicación y amor a Dios, y a todo el pueblo de El Salvador.
 Y después, aún, de tener una carta (que certifica que el mural era Patrimonio Nacional) no parece dársele el valor que se merece. Fue un gran proyecto en el que muchos colaboraron. ¡Qué tristeza!, me duele en el alma, ¡qué vergüenza!”, dijo la hija del pintor



¿Esto es legal?









La hija de Llort da por válida la carta que tiene en su poder. Considera que lo delicado de esta situación es que según la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador, la destrucción de este tipo de obras merece una multa, descrita en el artículo 46 así: “multa desde el equivalente a dos salarios mínimos hasta el equivalente a un millón de salarios mínimos, según la gravedad de la infracción y la capacidad económica del infractor, sin perjuicio de que el bien pase a ser propiedad del Estado, por decomiso o expropiación, según el caso del bien cultural de que se trate, no obstante la acción penal correspondiente”.
La Secretaría de Cultura de la Presidencia de El Salvador publicó un comunicado en el que " informa a la población en general que lamenta y condena el hecho de intervención de la fachada de la Catedral Metropolitana de San Salvador donde ha sido severamente dañado el mural de azulejos elaborado por el artista Fernando Llort".
La institución aclaró que si  bien el mural todavía no había sido declarado Patrimonio Cultural, ya estaba en proceso de declararlo y eso lo protegía de no ser intervenido.

La directora nacional de Artes de la Secretaría, Astrid Bahamond, oficializo ante la Fiscalía el pasado 23 de agosto para que la obra de Llort fuera admitida como de “relevante e importante”.
"Esta acción viola la Ley Especial de Protección de Patrimonio Cultural, la cual rige la intervención de cualquier BIEN cultural tangible o intangible. En el artículo 3 de esta ley se detallan los bienes que conforman el Patrimonio Cultural de El Salvador:
g) Los bienes de interés artístico tales como:
· Cuadros, pinturas y dibujos hechos enteramente a mano sobre cualquier soporte y en cualquier material con exclusión de los dibujos industriales;
· Producciones originales en arte estatuario y de escultura en cualquier material;
· Grabados, estampas y litografías originales;
· Conjuntos y montajes artísticos originales en cualquier material.
Agrega la Secretaría de Cultura que "si bien es cierto el mural de la Catedral de San Salvador no había sido declarado como Bien patrimonial, este ya contaba con un proceso de declaratoria, proceso que, una vez iniciado, le da la salvaguarda para que NO sea intervenido bajo ningún criterio, salvo por la autorización previa de la Secretaría de Cultura de la Presidencia a través de la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural, dirección que NO recibió ninguna solicitud de intervención en el inmueble".
Y añade el comunicado de la entidad oficial: "El pasado 23 de agosto de 2011, la Dra. Astrid Bahamond, directora Nacional de Artes de SECULTURA oficializó en una carta enviada a la Fiscalía General re la República el trabajo de Fernando Llort como de relevante e importante, pues sus trabajos desde la producción artesanal expansiva donde combina lo ancestral con lo precolombino con la iconografía cristiana, tal y como lo reflejaba su mural en el frontis de la Catedral Metropolitana hace referencia a nuestra historia social y cultural".
"Ante esta carta enviada queda una vez más en evidencia la violación de la Ley Especial de Protección de Patrimonio Cultural en su Art. 42. el cual dictamina que si un bien inmueble monumental, declarado cultural (o en proceso de declaratoria) no podrá ser modificado o alterado sustancialmente por obras interiores o exteriores, salvo autorización previa de la Dirección de Patrimonio Cultural mediante el conocimiento del proyecto que no afecte el valor cultural o la identidad del mismo bien", aseguró.
"Si un bien cultural monumental se destruyere o dañare por caso fortuito o fuerza mayor, se deberá proceder a su restauración o reconstrucción, de acuerdo a su estructura arquitectónica original, bajo la supervisión de la Secretaría de Cultura", indicó el texto oficial, el cual agrega.
Protección de Bienes Culturales Muebles
Art. 43.- Los bienes muebles con valor cultural que estén en posesión de instituciones eclesiásticas, oficiales o personas naturales o jurídicas podrán ser restaurados, o reubicados, cuando lo soliciten las entidades mencionadas bajo la supervisión de la Secretaría de Cultura y cuando éste lo califique de interés cultural.
Por su parte, el Reglamento de la Ley Especial de Protección al Patrimonio Cultural de El Salvador dicta en el Art. 83. Que Los propietarios o poseedores de Bienes Culturales inmuebles, no podrán realizar en los mismos obras o trabajos que puedan, dañarlos o ponerlos en peligro, ni modificarlos, adicionarlos o alterarlos, en lo sustancial, interior o exteriormente, repararlos, restaurarlos o demolerlos total o parcialmente, ni hacer excavación o construcción alguna, sin haber obtenido previamente autorización de la Dirección Nacional de Patrimonio Cultural, la que determinará las normas a que deberán sujetarse las obras que se autoricen.
Por su parte el historiador salvadoreño Carlos Cañas Dinarte propuso en su perfil de Faceboock: "Los artistas plásticos, arquitectos, ingenieros y demás trabajadores culturales de El Salvador debieran de recoger los restos del mosaico de Fernando Llort y hacer instalaciones y obras de protesta con esos restos, para que de ellos nazcan nuevas muestras del arte nacional en homenaje al maestro Llort y a su obra".
Perfecto. La secretaria de la cultura lo condena, el presidente también, pero ¿qué van  a hacer para cambiar la situación? ¿No les compete velar por preservar los patrimonios de el arte y la historia de El País?,   o será posible que si hacen un centro comercial sobre joya de serén o una nueva carretera sobre El Salvador del Mundo  no hagamos nada para evitarlo, tristemente vienen a mi mente otros incidentes parecidos, como la construcción de una colonia cerca del sitio arqueológico casa blanca o cuando encontraron material arqueológico en la construcción de el bulevar diego de Olguín.  y que hicimos compatriotas… nada… paso como otras noticias importantes  que se olvidan con el tiempo


¿Qué dicen los responsables?


La Iglesia Católica, a través del arzobispo capitalino u otra fuente autorizada, no se han pronunciado al respecto.

El inmueble de Catedral es remodelado por trabajadores, pero las autoridades eclesiásticas no lo anunciaron.

El salvador. Com dice:
De acuerdo a fuentes no oficiales, la Iglesia colocará una imagen del Salvador del Mundo y por estética fue tomada la decisión.
El Párroco de la iglesia, explicó que la remoción del Mosaico ”fue consultado con la feligresía”, por supuesto, sin explicar cuáles fueron los mecanismos de consulta ni los resultados. En lugar de el Mosaico, se pintará un Salvador del Mundo y habrá una estatua de Bronce que será donada por un artista y que no armoniza en lo absoluto con el trabajo realizado por Llort.



¿Nos vamos a quedar así?





Creo que es preocupante que los salvadoreños no reclamemos por este vandalismo contra el arte nacional, a ningún artista le dan ganas de trabajar si sabe que su obra no será tratada con respeto y si hicieron eso con una obra de un hijo meritísimo del país… que podemos  esperar de las obras de los artistas jóvenes.
Debemos de separar la idea religiosa de la idea artística, en realidad el arte y la religión han estado muy unidas a través de la historia, pero no es que este condenando a la iglesia católica en general,  más bien los a los responsables de esta catástrofe. Es necesario que se haga justicia.

Para mi punto de vista, lo mejor sería que como dice la ley, se haga reparar el mosaico, un amigo me dijo: es demasiado tarde, ya lo destruyeron todo, y si es cierto, pues se tiene que hacer de nuevo.  yo siempre digo: “siempre es  tarde,  pero nunca lo es demasiado”, la reconstrucción de el mosaico será una muestra de armonía y de poder del pueblo, que ya no está dispuesto a quedarse con los brazos cruzados frente a las injusticias que vivimos día a día, demostremos que tenemos poder de unirnos y volcarnos a las redes sociales como medida de presión, sin cerrar calles y sin hacer desorden; hagamos escuchar, aprovechemos este recurso que la tecnología nos brinda para hacer valer la ley de El Salvador, lamentablemente en la época de nuestros padres esto no era posible comunicarse tan fácilmente como lo es ahora, pero si en la actualidad tenemos la posibilidad de utilizar el recurso del internet, pues hay que hacerlo.

Como un granito de arena he creado un grupo en fb llamado indignados por la destrucción de catedral con la idea de que mostrando nuestra unión en contra de esta medida sea posible hacer valer la ley y que reparen el daño realizado;  sin importar que tenga que publicar todos los días mi posición en cuanto al tema.

 tengo fe y recuerdo las palabras de Jesucristo que reta a los vendedores diciendo  "Destruyan este templo y yo lo reedificaré en tres días", no importa si nos cuesta tres días, tres años o tres décadas, Dios que ama la justicia sabe que lo que hicieron en catedral no es correcto y nos dará fuerza para luchar.

Me gustaría mucho que de ser posible todos colaboremos con fotos de la catedral tal como la queremos, tal como era antes o con videos de su punto de vista a favor de la causa.

Si este asunto no se resuelve y simplemente se remodela la fachada de la capital,  será una muestra gigante de que el poder no reside en el pueblo y de que se puede hacer cualquier cosa incluso si es contra de la ley, estará en el centro de la capital como un recordatorio gigante de que no pudimos hacer que se respetara la ley ni nuestros derechos de que la historia no es importante en el país y a los artistas les recordara que no vale la pena trabajar si  en cualquier momento se puede destruir el trabajo realizado sin ningún respeto…





martes, 27 de diciembre de 2011